Un planeta más puro


"Hace 100 años, el principal combustible para calefacción casera, cocción de alimentos y producción de vapor para máquinas, especialmente locomotoras, era la leña. Hoy, este combustible es solamente utilizado por gentes de escasos recursos que habitan en regiones muy alisladas, donde no les es posible conseguir otro.

En la vida moderna, los combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón) y la electricidad, desplazaron a la madera. Sin embargo, frente a la crisis de combustibles como el petróleo, ante la imposible renovación de estos recursos y su inminente extinción dentro de pocas décadas... nada tendría de raro que la humanidad volviese los ojos a los bosques, para hacer nuevamente de los arboles una fuente renovable de candela útil.

La madera no solo proporcionaría calor, sino también productos quimicos que hoy se obtienen del petróleo y el carbón...".-

Un planeta más puro.
En: El Nacional
p. A-6

Compartir

Entradas Relacionadas

Siguiente
« Prev Post