Camino, me burlo, corro y me caigo...


Definitivamente cuando tendemos a bromear para lucirnos y hacer quedar mal a otras personas, casi siempre nos sale el tiro por la culata, ya sea por el Karma o cualquier otra ley cósmica de retribución.

Fue muy gracioso y un poco tenebroso como cayó George al resbalarse en el estacionamiento del automercado con tremenda mancha de aceite y tierra, de hecho se lo merecía un poco al momento de ejecutarle la broma a su hermana la cual corrió tras él, provocándole el bollo, pero al instante de la caída su brazo se deformó tanto como si de un contorsionista se tratase; allí solo provoco miedo. Además, con sus enormes pies golpeo la camioneta de al lado activando así la alarma. Un total desastre para George que se desencadenara este accidente, su brazo yace encerrado en una cubierta de yeso en donde el dolor será calmado con analgésicos y la picazón será constante mientras tenga el arma "blanca".

Sin embargo, el pudo evitar este accidente. ¿Como?:

1.- Evitando decirle a su hermana que su esposo se conformaba con cualquier cosa, que ella era cualquier cosa.

2.- No correr y esperar el castigo de su hermana, lo cual no era peor que en brazo roto.

3.- Simplemente no burlarte de alguien para lucirte con el resto del grupo, piensa en causa y efecto.

Nos vemos!!!

Compartir

Entradas Relacionadas

Siguiente
« Prev Post